¿Qué es el psiquismo?


Muy vinculado al tema de las predicciones se halla el psiquismo. Se trata de otra de las fascinaciones del mundo espiritual, consecuencia del desarrollo de capacidades para ver más allá del mundo físico, percibir a otros seres y visualizar acontecimientos pasados, presentes o futuros, al igual que escuchar voces, canalizar entidades no encarnadas y hasta mover objetos a distancia.

El psiquismo se confunde en la mayoría de las ocasiones con evolución espiritual, precisamente porque las personas interesadas por la espiritualidad lo primero que despiertan son sus capacidades psíquicas, sobre todo si esos sentidos ya están sensibles.






La videncia (ojos), la clariaudiencia (oídos), la clarisentencia (sentidos claros), telekinesis (movimiento de objetos y levitaciones), telepatía, entre otros poderes paranormales, son facultades latentes en todos los seres humanos que reposan en órganos físicos "dormidos" actualmente, vinculados a las glándulas.



Cuando el campo energético comienza a vibrar más rápido, ese denominado sexto sentido, presente en todos los hombres, se despierta a causa de que los puntos energéticos ubicados en el cuerpo (chakras) y muy relacionados con el sistema endócrino, se activan con mayor fuerza.



Desde allí podemos ver, escuchar y sentir, captando a través del éter reflector ubicado en una capa que cubre y penetra el cuerpo físico -llamada cuerpo vital o etérico- donde están registrados todos los acontecimientos pasados, presentes y futuros de nuestras vidas.

Sin embargo, existen personas que sin saber ni tener interès en lo espiritual tienen esos sentidos despiertos, bien porque su campo energético tiene naturalmente debilitada la tela que separa lo físico e lo etérico o porque alguna experiencia hizo que ello ocurriera. 


Estas  personas, llamadas sensitivas, tienen una blanda separación entre el cuerpo físico y el etérico, lo que permite que puedan percibir lo que ocurre más allá del mundo que todos conocemos, independientemente de su nivel vibratorio y crecimiento espiritual. Se trata de los psíquicos negativos.


Ahora bien, ¿eso es sinónimo de evolución espiritual? Considero que la respuesta es un no contundente, porque la aparición de esas facultades está mostrando apenas un despertar de los sentidos, más allá de los que conocemos en el mundo físico, muy propio del tono vibratorio de la Nueva Era.

Tales dotes no indican que sabemos utilizarlas y podemos identificar lo que percibimos y movernos según las leyes que rigen en esos espacios psíquicos a los que accedemos, lo cual depende de una adecuada preparación espiritual.

Esa capacidad de reconocer lo que "vemos, sentimos, olemos y escuchamos", de actuar según se identifique su verdadera naturaleza y de usarlo para el más elevado bien, sólo se logra una vez que se obtiene entendimiento, discernimiento y sabiduría.

Y el don de entender lo que percibimos, decidir si es bueno o malo y saber cómo actuar frente a ello, se consigue a través del estudio y sobre todo mediante la sincera conexión con lo Superior.

Si nuestro centro de energía del entrecejo (el tercer ojo o chakra número 6) funciona acelerada o descontroladamente, facilita toda esa percepción extrasensorial, pero si nuestro chakra 7, centro de energía ubicado sobre la cabeza y responsable de la comunicación con Dios, no está suficientemente abierto, díficilmente tendremos la orientación genuina que nos permita manejar con sabiduría lo extrasensorial.


Sin saber cómo distinguir entre las entidades y energías buenas y malas, cualquier "visión" nos puede engañar, cualquier "voz" nos puede burlar con mensajes y precogniciones, y cualquier "manifestación" nos puede manipular para su provecho, utilizando incluso nuestro cuerpo.

Personas amigas, con dotes psíquicas, me preguntan por el significado de lo que perciben. Algunas siguen a "pie de juntillas" lo que una voz les dice o se angustian por algún posible anuncio negativo, para luego lamentar las consecuencias; yo misma he estado confundida muchas veces con mis percepciones.



La estrategia para reconocer el verdadero mensaje es la oración y la meditación. Así, desde la calma, la espera y la apropiada investigación, he ido aprendiendo a manejar lo extrasensorial, comprendiendo que el psiquismo no es la meta, sino una parada en el camino hacia la evolución espiritual.



Un guía me dijo un día que "en la ruta espiritual el desarrollo psíquico es un espejismo, porque surge de la nada y llama mucho la atención; el psíquico se siente fuerte y poderoso porque disfruta ver lo que los demás no ven, descubrir lo que otros no saben y atraer a la gente más curiosa, aunque también los puede ayudar, y con ello cree que ha alcanzado el objetivo, sin darse cuenta que simplemente está, como un niño, detenido ante en un parque de distracciones."



¿Cómo aprovechar entonces esa facultad? Combinarla con la adecuada sabiduría y discernimiento para usarla, sin despliegue ni espectáculo, exclusivamente para el más elevado bien de la humanidad y el nuestro también ¿por qué no?, pero nunca para "regocijar al pequeño ego", engañar o aprovecharse de los otros y menos para satisfacer la curiosidad propia y de los demás.

En otras palabras, aplicar la máxima de "saber, osar y callar" según el dictado de lo Superior, por eso a quienes preguntan qué hacer les digo: "ante todo comunícate con Dios, que en el momento propicio llegará la explicación y el consejo.





Escrito por Glenda González.


Artículo protegido por derechos de autor.
Imágenes tomadas de Internet solo con fines ilustrativos


PROHIBIDO USO COMERCIAL.

MENCIONAR AUTOR Y PAGINA.

NO ALTERAR CONTENIDOS Creative Commons License

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Lazos kármicos y relaciones sexuales

Contaminación aurica y relaciones sexuales